saviodani

744 horas después

In MICRORRELATOS on noviembre 4, 2010 at 8:22 pm
Por motivos de trabajo, mi mujer y yo tenemos una relación a distancia. Lástima que cuando no está conmigo, el tiempo transcurra a pasos de tortuga, pero así es esto del amor: a veces, incluso, veo su rostro coloreado de blanco sobre el cielo y cuando empieza a chispear, imaginó que ella se desliza entre mis rincones en forma de delicadas gotas de lluvia. Lo del calcetín, prefiero no contarlo. Sólo puedo confesar que siento una poderosa obsesión por sus pies. Mi mujer me contesta diciendo que todas esas fantasías mías son un claro indicio de que nuestra llama sigue encendida. Mañana mismo nos volvemos a ver. Han pasado 744 horas de la última vez y pese a su constante alegato a la paciencia, yo lo sigo llevando muy mal, sobre todo cuando, como cada día, una de mis clientes me pide una orden de alejamiento para su pareja.

Peso: 148 palabras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: