saviodani

Ración de microrrelatos

In MICRORRELATOS on noviembre 4, 2010 at 7:32 pm
Es cierto que al principio a Armando le costó decidirse, pero la primera ración de microrrelatos que esa mañana le sugirió el camarero corrió a cargo de la casa. Después, en la segunda, le ofrecieron un sugerente descuento y a la tercera, Armando ya ni se acordaba de que llegaba tarde al trabajo. A la cuarta ración, le obsequiaron con un menú del día y a la quinta, le volvieron a servir el café corto con leche de todas las mañanas. Ya con la sexta, vio anochecer y por fin, cuando Armando estuvo a punto de degustar la séptima, Paquito, el dueño del bar, echó el primer cerrojo. Por suerte, la última ración de sabrosos microrrelatos se la envolvieron para llevar.
Horas más tarde, el teléfono del bar seguía sonando, pero allí estaba terminantemente prohibido cogerlo. Tampoco había tiempo.
Mañana tenían que entregar el nuevo pedido.

Peso: 146 palabras

Seleccionado en el III Premio Algazara de microrrelatos 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: