saviodani

Hasta nunca

In MICRORRELATOS on noviembre 25, 2010 at 9:20 am
Esta mañana he vuelto a encontrar la tapa del váter levantada. Enojada, he empujado a mi marido y lo he metido dentro –qué se cree ese mequetrefe-. Detrás de mí, a paso lento pero con una voluntad de hierro, mi madre se acercaba a nosotros. No se la veía con buena cara, es cierto, pero era normal teniendo en cuenta sus 92 años y todas esas penalidades que le había tocado sufrir: artrosis, sordera, viudez, Alzheimer o parkinson. Eso sí, esta vez, a la pobre no le tembló el pulso. 

Peso: 89 palabras

Anuncios
  1. Me ha gustado mucho. Muy original.
    Un abrazo.

  2. Bien desarrollado el tema Dani. Un abrazo.

  3. No es lo mismo sin el apoyo de una madre, ja ja
    Muy bueno Daniel

  4. Me quedo con la primera frase. Me parece que tiene entidad propia.
    Saludillos sin empujón

  5. A ver si aprende de una vez ja já!
    Me ha encantado el modo en que desarrollás la idea.

  6. Desde luego él ya nunca dejará la tapa levantada… pero tampoco podrá bajarla.
    En fin, todo tiene sus pros y sus contras.
    Muy bueno.

  7. Quién dijo que no hay justicia…

  8. Desternillante y lleno de gracia,que retrato.

  9. Gracias por los comentarios de todos.

    A ver en el próximo intento.

  10. ¡Cómo lea esto mi mujer! Bastante drástico. El sueño de toda suegra es tirar de la cadena. Me sorprendió.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: